Noticias

¿Cómo se transportaba el agua a través de acueductos?
¿Cómo se transportaba el agua a través de acueductos?
Mayo 25, 2017

Bienvenidos una semana al blog de Econet Desatascos. Hoy queremos echar la vista hacia atrás, concretamente a la época romana. En el post de hoy vamos a contaros cómo se transportaba el agua a través de acueductos. Como sabéis, las sociedades han necesitado estar siempre cerca de las fuentes naturales de agua. Un  recurso imprescindible para subsistir, ya sea para beberla, para la higiene o regar los cultivos. Los romanos fueron los primeros en dominar este recurso para abastecer las ciudades y aprendieron a canalizarla a través de acueductos. Algunas ciudades se abastecían de agua que provenía de largas distancias, algo que no se volvió a ver en Europa hasta bien entrado el siglo XIX. Hoy en día, el agua que utilizamos a nivel doméstico, público e industrial, es transportada a través de tuberías y colectores impulsados por bombas. Pero esto no siempre fue así, ya que no se contaba con los avances tecnológicos que disponemos en la actualidad. Como sabéis. el agua que consumimos recibe un tratamiento específico para eliminar residuos, purificarla y así potabilizarla. En la antigüedad los pasos que seguía el agua eran muchos menos y el ésta llegaba directamente de las fuentes primarias hasta las ciudades.
 
Abastecimiento
 
Los romanos fueron precursores en algunas técnicas hidráulicas para extraer y almacenar agua. En otro post os hablamos de las principales fuentes de agua natural de las que se abastece el ser humano, Las más utilizadas eran:

1- Manantiales
2- Pozos
3- Galerías de infiltración
4- Ríos y lagos
5- Presas y emblases
6- Cisternas o aljibes
 

Los romanos nunca tuvieron buena consideración del agua estancada o del agua de los ríos. Estas han sido fuentes de agua donde normalmente se arrojaban desechos, además de encontrarse animales en putrefacción. Era fundamental no solo encontrar una fuente de agua lo más pura posible, también se buscaba que tuviese un caudal continuo y suficiente para abstecer a toda la ciudad.  
Una vez se encontraba una fuente de agua natural y potable, era importante encontrar una forma de llevarla sin necesidad de utilizar aguadores. Esta agua se solía encontrar en zonas montañosas, sobre todo en manantiales, ya que era la que podía ofrecer mayores garantías.  Allí se encontraba el agua más pura y menos contaminada, así que había que encontrar una forma de llevarla hasta la ciudad en el mejor estado posible.  
 
 
¿Cómo se llevaba hasta las ciudades?
 
Así fue cuando se construyeron los primeros acueductos. El desarrollo técnico de estas estructuras se desarrolló con la llegada de Julio César y con la urbanización del Imperio. Para hacer este tipo de construcciones se debía tener grandes conocimientos técnicos y sobre construcción.  El agua potable debía sortear una gran cantidad de obstáculos sin que esta agua se estancara. Para ello debía tener la suficiente pendiente, aunque controlado, ya que esto podía provocar desgaste en la estructura debido a la gran aceleración del agua. Por eso se construían depósitos con pequeñas cascadas para desacelerarla. Para darle esta pendiente deseada se utilizaban los arcos, evitando así también los accidentes del relieve. Estos podían llegar hasta los 48 metros de altura como es el caso del acueducto de Nimes.

 

No siempre era posible encontrar un camino directo hasta las ciudades así que estos acueductos podían llegar a atravesar montañas a través de galerías. Lo más difícil de sortear eran las depresiones profundas. La primera opción era tratar de rodearlas y en el caso que no se pudiera, se utilizaba el sifón. El sifón hacía descender el agua lo más rápido posible para que con la misma fuerza pudiera ascender otra vez. Imaginaos lo complejo de esta construcción, ya que no debía quedarse corta ni tener excesiva velocidad. En ese caso, el agua saldría propulsada y se perdería gran cantidad de esta.

 
Para a perder el mínimo de agua posible e impermeabilizarla, los acueductos solían hacerse de piedra enlucida y con forma abovedada para evitar que el sol evaporara parte del agua. En muchos tramos también se utilizaban tubos de cerámica o plomo para evitar que el agua se contaminase. Además, para controlar su calidad, el agua contaba con registros a la largo del camino.
 
Si os interesa el tema de la arquitectura romana, RTVE realizó un gran documental sobre el tema llamado "Ingeniería romana", en él entenderéis mucho mejor todo este proceso. Aquí tenéis el capítulo en el que se habla de los acueductos.

 
¿Qué cantidad de agua podía abastecer un acueducto?
 
Uno de los acueductos que más agua abastecía en la época romana fue el Anio Novus, que transportaba 189.530 m3 de agua al día a la ciudad de Roma. La ciudad llegó a tener hasta once acueductos distintos que suministraban agua potable a la ciudad. Esto suponía una media de unos 1.100 litros diarios, por habitante. Tened en cuenta que Roma fue una ciudad muy poblada y que llegó a tener casi 1 millón de habitantes. Según un estudio realizado recientemente por Tia Ghose de la Universidad de Illinois, publicado en la revista Live Science, los acueductos podían llegar a transportar unos 1.400 litros de agua por segundo. Esta cantidad es muy superior a la que podemos tener hoy en día en una ciudad como Barcelona. Hoy en día, un ciudadano puede llegar a consumir una media de unos 100 litros por día. Aún así, Barcelona es junto con Copenhague y Bruselas, la ciudad que menos agua consume de toda Europa. 


 

 

 

Seguir leyendo
Cuando nació el agua en el planeta Tierra
Cuando nació el agua en el planeta Tierra
Mayo 18, 2017

Bienvenidos una semana más a nuestro blog. Llevamos ya un tiempo hablando sobre la importancia del agua, el único combustible indispensable para que el planeta y los seres humanos sigamos subsistiendo. Pero, ¿Cuándo nació el agua de nuestro planeta? Quizás es algo que nunca te hayas planteado y como sabrás, las primeras formas de vida que originaron todas las especies del planeta, surgieron un día del agua.

 
¿Cómo se forma el agua?
 
Lo más probable es que pienses que el agua surgió una vez se crearon los planetas. Muchos científicos creen que al agua surgió desde el interior de la Tierra, pero realidad es que el agua es incluso más antigua que el Sistema Solar. Sí amigos, ya existía agua cuando el sistema solar solo era un grupo de asteroides orbitando en el espacio. Dentro de las nubes interestelares encontramos millones de moléculas y estas, a partir de la energía de los rayos cósmicos, convierte las moléculas simples en moléculas complejas, como puede ser el H2o. Con temperaturas de -260º se forman estas moléculas de agua helada. Según los estudios realizados en esta materia, el agua tiene una antigüedad de unos 4.400 millones de años en el Sistema Solar; año arriba año abajo.
 
 


Muestra de agua más antigua encontrada en la Tierra

En nuestro planeta hace ya años que se analizan pozos y aguas encontradas a grandes profundidades para medir su antigüedad. El agua más antigua encontrada en la Tierra, fue hallada por la geoquímica Canadiense Bárbara Sherwood. Mucha de esta agua que contribuyó a la formación de la Tierra se esconde bajo pozos que están cubiertos por toneladas de tierra y rocas.
 
Cuando se realizan perforaciones a gran profundidad es cuando puede brotar esta agua. La muestra más antigua de agua que se ha encontrado en el planeta se encontró en las minas de Kidd Creek, en Ontario, Canadá. Este pozo subterráneo se encontraba a 1,7 kilómetros de profundidad y el agua encontrada en él, tiene más de 2.600 millones de años de antigüedad. Bárbara probó este agua y al parecer es mucho más salada que el agua del mar, tiene un color anaranjado y tiene una consistencia viscosa. El color anaranjado o marrón se provoca debido a la gran cantidad de hierro que tiene esta agua. Ésta, al interaccionar con las rocas, crea isotopos, por lo tanto, midiendo la cantidad de isotopos en el agua, su puede calcular la edad de ese agua.
 
 
Conclusión

Por último, deciros que en las nubes interestelares, allí donde se forman las estrellas, podríamos encontrar tanta agua como para llenar los océanos 33 millones de veces. Además es muy probable que en los sistemas planetarios jóvenes se encuentre abundante materia orgánica helada interestelar. Así pues, dependiendo de la cantidad y la ubicación de esta agua, se puede llegar a formar nueva vida en otros planetas. Así que esto refuerza aún más la teoría de que existe vida en otros planetas.
 
Como por el momento no tenemos otro planeta al cual irnos a vivir, es importante hacer lo posible por cuidar éste. No estaría mal que de aquí unos años pudiéramos limpiar toda el agua de nuestro planeta y renovar todo el agua contaminada, pero eso es por ahora imposible.
 
Como ciudadanos, hay muchas cosas que se nos escapan de las manos y no podemos controlar, como los vertidos de las fábricas y otras industrias contaminantes. Todo lo que puedas hacer para preservar este recurso, es algo que nos ayudará a todos, ahora y para el futuro de los tuyos.
 
 

 

Seguir leyendo
4 Ventajas de usar un fluxómetro en casa
4 Ventajas de usar un fluxómetro en casa
Mayo 10, 2017

Bienvenidos una semana más al blog de Econet Desatascos Barcelona. Hoy vamos a hablaros de un componente que se utiliza sobre todo en inodoros y grifos públicos, el fluxómetro. Sin embargo, este dispositivo también puede instalarse a nivel doméstico. Más adelante os explicaremos algunas ventajas que tiene este sistema frente a la cisterna clásica. Si quieres saber para qué sirve y cómo puedes montar un fluxómetro en casa, sigue leyendo.
Este sistema fue inventado por William Sloan en 1910.


¿Sabes qué es un fluxómetro y para qué sirve?
El fluxómetro, también llamado fluxor, es un sistema de descarga de agua que se utiliza en inodoros, urinarios y grifos. A diferencia de la cisterna que se utiliza en los hogares, este sistema funciona de una forma distinta.
Un fluxómetro expulsa el agua a una presión en un periodo corto de tiempo y lo hace directamente a través de la red de suministro de agua. De esta forma se consigue desprender los residuos en un tiempo menor y así ahorrando agua.  Los utilizados en los urinarios públicos tienen un caudal inferior y se llaman grifos o válvulas temporizadas, pero funcionan de la misma manera. Estos pueden trabajar de forma manual o automática a través de sensores de proximidad o presión.
Estos sistemas se utilizan sobre todo en lugares de uso público para evitar que los usuarios desperdicien el agua. Además, evitan tener que esperar que se rellene la cisterna cada vez que utiliza alguien el inodoro. Por último, aclarar que este tipo de sistemas requieren de tuberías más gruesas. 

 

Funcionamiento
Un fluxómetro está dividido en las siguientes partes:
1- Dos cámaras separadas por un diafragma
2- Válvula de alivio
3- Mecanismo de palancas
 
Dentro de estas dos cámaras podemos encontrar el agua que fluye hacia el exterior una vez accionamos el sistema de palancas y esta sale a través de la válvula de alivio. Cuando ha fluido la cantidad de agua necesaria, estas cámaras se vuelven e llenar otra vez hasta que la presión en la cámara iguala a la de la red. El fluxómetro, como indica su propio nombre, no es más que un medidor de flujo de agua. En este caso, mide la cantidad exacta de agua para cada descarga.
 
¿Qué beneficios tiene instalar un fluxómetro en mi inodoro?
El mayor beneficio de los fluxómetros es que descargan el agua con una rapidez mayor y también controlan el flujo de agua, consiguiendo un considerable ahorro.
  1. Ahorro de agua.
  2. Libre de contacto con bacterias que se pueden generar con la humedad.
  3. Coste inferior de mantenimiento.
  4. Ahorro de energía.
Como ves, esta es una gran solución también para instalar en casa y ahorrar agua. Si estás pensando cambiar de inodoro, piensa siempre en esta opción. Si por otro lado tienes problemas de atasco de tuberías con tu actual inodoro, no dudes en contactar con nuestro equipo. Para eso estamos, para echaros una mano en todo aquello que podamos.
Seguir leyendo
Cómo recuperar el agua de la lluvia para utilizarla en casa
Cómo recuperar el agua de la lluvia para utilizarla en casa
Mayo 04, 2017

Bienvenidos una semana más al blog de ECONET DESATASCOS. Ya hace un tiempo que venimos posicionándonos en redes sociales a favor de lo ecológico. Por eso, queremos compartir con vosotros nuevos contenidos relacionados con la temática. Algo que además de dar nombre a nuestra empresa, transmite nuestros valores. Hoy queremos enseñaros algo para recuperar el agua de la lluvia y utilizarla en casa. Sigue leyendo y te contamos.
 
Teniendo en cuenta la escasez de agua que hay hoy en día en el planeta, es vital tratar y reciclarla para sacar el máximo provecho de cada gota. El agua de la lluvia, a pesar de que la gran mayoría de la sociedad no lo hace, es perfectamente recuperable. Es útil para múltiples usos domésticos, de limpieza o para el riego. El único uso para el que no está recomendada, es para el consumo humano y para cocinar. Para ello debería cumplir unos requisitos de salubridad que establece la legislación. Entre otras cosas porque durante la recogida puede arrastrar gérmenes.
 
Uso del agua de lluvia en interior
Si es un sistema en condiciones y tiene los requisitos adecuados, esta agua es perfectamente útil para utilizarla en el interior de las casas para limpieza personal o doméstica. De todas formas, los sistemas de interior suelen estar dotados de filtros y depuradoras que ayudan a separar los sedimentos que haya podido arrastrar el agua.
La mayoría de hogares y edificios disponen de canalones que ayudan a canalizar el agua de la lluvia hasta la red de alcantarillado. Sin embargo, mucha de esa agua, no se llega a recuperar nunca, desperdiciando así un recurso tan importante.
Los sistemas actuales de recuperación del agua recuperan únicamente el agua que se recoge a través de estos canalones y se almacena y filtra en depósitos. Estos pueden ser subterráneos o exteriores.
A partir de ahí y del sistema de tratado de agua que utilicen estos depósitos, podemos


Sistemas subterráneos
Los sistemas subterráneos son más costosos ya que requieren excavar y las conexiones requieren mucho más trabajo. Una gran ventaja es que una vez están instalados, no ocupan espacio. Además, estos sistemas permiten no solo recuperar el agua a través de los tejados, sino que puede incluir la recogida a través de sumideros y canales en el suelo.
 



Depósitos de exterior
Los sistemas de exterior son más económicos y además se pueden decorar al gusto de cada uno. En los modelos más simples se extrae el agua como si fuese un barril de vino. Tiene una salida con una llave de paso y solo disponen de una entrada de agua. Los de mayor calidad pueden incluir también una entrada de agua procedente de la red pública, que nos ayudará a rellenar el depósito cuando no haya lluvia. Además, algunos disponen de bombas de extracción y tuberías conectadas a la red doméstica.



¿Qué necesito para aplicar este sistema en casa?

Para recoger el agua de la lluvia es muy importante que la superficie esté lo más limpia posible para garantizar la calidad del agua.
  • Canalones limpios y dotados de rejillas que separan hojas y otros materiales de mayor tamaño.
  • Filtro para eliminar los sedimentos más pequeños. Debe disponer de tapa de registro para limpiarse periódicamente.
  • Disponer de un depósito ya sea subterráneo o de exterior (rígido o flexible en forma de bolsa). Este debe disponer de lo siguiente:
    • Sensores de nivel para conocer su capacidad.
    • Sistemas de aspiración flotante que ayudan a recoger el agua 15 o 20 cm por debajo de su nivel.
    • Un deflector de agua de entrada.
    • Sifón del rebosadero anti – roedores.
  • Bomba de extracción e impulsión que ayude a distribuir el agua por la vivienda. Esta debería ser eficiente energéticamente y no hacer demasiado ruido.
  • Sistemas de gestión y control. Cuando el nivel del agua baja, se rellena automáticamente a través de la red doméstica.
 

¿Alguna duda?
Hay multitud de empresas que se encargan de montar este tipo de sistemas y seguramente estas os pueden asesorar con mucho más detalle. Si no gozas de este tipo de instalaciones en tu hogar es posible que sufras inundaciones inesperadas en días de fuertes lluvias. En ese caso, sí podemos darte una solución y ayudarte con el achique de agua. Si quieres conocer los servicios que ofrecemos, quizás podamos ayudarte en algo más que debas plantearte de cara al futuro. Cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros o llámanos al siguiente teléfono.
 
Seguir leyendo
Cómo se distribuye el agua potable
Cómo se distribuye el agua potable
Abril 28, 2017

El agua potable es un bien común en las sociedades avanzadas. Sin embargo, no es así en todo el planeta. Algo que parece tan básico y a lo que no damos la suficiente importancia. Abrimos el grifo de la ducha o de la cocina y ¡tacháaan, magia! Como sabréis, el agua que llega a nuestras casas es agua tratada que proviene de fuentes naturales. Esta agua, después de ser tratada, se almacena para ser distribuida.  Hoy, vamos a contaros de forma general cómo se distribuye el agua potable. Así que si te interesa, dedícale 5 minutos y aprende algo nuevo.

-----------------------------------------------
En Cataluña, el agua potable que utilizamos proviene de los ríos Llobregat y Ter. Además, también nos abastecemos en parte de las plantas desalinizadoras de las cuencas del Llobregat y de la Tordera. Después de recibir  el tratamiento para potabilizarla, se almacena en depósitos para ser posteriormente distribuida a los municipios que forman parte de la red de abastecimiento de ATLL. Esta red está compuesta por distintas arterias y ramales que permiten transportar esta agua:
 
  1. Las arterias generales de distribución: Transportan el agua desde las plantas de tratamiento hasta los depósitos generales de distribución.
  2. Los depósitos de regulación supramunicipal: Se almacena el agua que se distribuirá por los municipios.
  3. Las tuberías comarcales: Surgen tanto en los depósitos de regulación como en las arterias generales y conectan algunos municipios de una zona geográfica concreta.
  4. Tuberías de derivación municipales: Estas derivan tanto de arterias generales como comarcales y transportan el agua hasta los depósitos de cabecera municipal. A partir de ahí, se produce la distribución a través de las redes propias de cada municipio.


 


La red de distribución
Este conjunto de estructuras y tuberías está destinado a conducir el agua desde los tanques de servicio hasta los domicilios o los hidrantes públicos. Este es el agua que utilizamos a diario en hogares, servicios públicos, comercios o industrias.
Es lógico que esta red debe proporcionar agua de forma continuada en suficiente cantidad, calidad y presión.
 
Esto se compone de estaciones de bombeo, tuberías, tanques de almacenamiento intermediarios y piezas especiales que permiten la unión, medición y regulación de la presión del agua. Dentro de las tuberías nos encontramos que esta red está dividida en red primaria y red secundaria. La red primaria es el tramo de tubería que va desde el tanque de regulación hasta el punto donde se inicia la distribución del agua. Esto es lo que llamamos línea de alimentación. Y por otro lado, la red secundaria, que es toda la estructura de tuberías que distribuye el agua por los distintos puntos. El reservorio es el depósito donde se almacena el agua, normalmente situado en altura para aprovechar la fuerza de la gravedad.

 
Tipos de abastecimiento
Como os comentamos, el abastecimiento de agua doméstica hasta los hogares se puede realizar a través de depósitos (Tinaco) o cuando no es posible, por alimentación directa a presión, aunque habitualmente se combinan ambos. Los depósitos, a pesar de tener un coste más elevado tanto a la hora de construirse como en su mantenimiento, son los preferidos por la mayoría ya que suelen tener mejores niveles de presión y menos interrupciones.


  • Abastecimiento directo
Este tipo de abastecimiento se hace directamente de la red de agua municipal sin pasar por medio de tanques o tinacos. Este tipo de sistema se puede llevar a cabo en poblaciones donde no es necesario impulsar el agua a mucha altura, en poblaciones donde el nivel del altitud es similar y a pocos metros por encima de la altura del mar.  


  • Depósitos o Tinaco
Cuando de agua llega al hogar ocurre algo similar. La casa se puede alimentar a través de depósitos o por alimentación directa. El depósito doméstico se llama tinaco y se alimenta de la red de distribución. Los depósitos, para mantenerse siempre a un nivel óptimo y no necesitar un flujo de alimentación constante, utilizan flotadores. Esta pieza es la encargada de detectar cuando baja el nivel de agua y así abrir el flujo del tinaco que rellena el depósito. De la base del tinaco salen dos tuberías que alimentan por un lado, las llaves de agua fría y el inodoro. La otra, va al depósito de agua caliente. Ambas tuberías cuentan con llaves de paso para cortar el suministro en el caso de reparación.  




  • Alimentación directa
Este suministro es el que llega directamente de la línea de alimentación. El agua caliente sale del calentador que se alimenta de la toma domiciliaria. Este es el más complejo de todos y depende de una serie de factores. Básicamente es un sistema útil si es un tipo de edificación de poca altura. Uno de los mayores inconvenientes es que si el suministro se corta, todo el municipio se queda sin agua.
Este sistema tiene algunas ventajas como hemos comentado antes.
  • En primer lugar, se puede medir con mayor exactitud el caudal.
  • El coste de inversión y de operación son menores
  • Hay menos peligro de contaminación del agua.
 
Contacta con nosotros
En esta primera parte os hemos querido introducir como se distribuye de forma general el agua doméstica en nuestros hogares. Más adelante, en otros postes os contaremos cómo funciona el sistema de fontanería doméstico. De esta forma podréis tener algunos conocimientos sobre cómo funciona esta red. Si quieres cómo podemos ayudarte a mantener en perfecto estado tus tuberías, puedes ponerte en contacto con nosotros y te contamos.
 
 
Seguir leyendo
Métodos de desalinización del agua de mar
Métodos de desalinización del agua de mar
Abril 20, 2017

Después del post anterior sobre las fuentes de agua natural, hoy vamos a hablaros sobre la más importante, o al menos, la más abundante. El agua del mar ocupa más del 70% de la superficie de la tierra. De toda esta agua que hay en el planeta, El 97 % es agua salada, sin embargo, solo el 1% de este agua es apta para el consumo humano. Por ello, durante años se ha tratado de encontrar una solución eficaz y rentable que nos ayude a potabilizar el agua del mar. Hoy queremos hablaros de los métodos de desalinización del agua de mar que se utilizan en la actualidad y algunas novedades que pueden ser claves en el futuro. Una solución de este tipo sería posiblemente el invento más importante desarrollado en los últimos años, pero tiene algunos inconvenientes:
 
Inconvenientes

  • Los procesos actuales tienen un coste elevado.
  • Se necesitaría una dependencia mayor de las energías no renovables.
  • Se produce un gran consumo de energía durante el proceso.
  • Es un proceso perjudicial para el medio ambiente.
  • Se interrumpe el ciclo natural del ecosistema.
Como veis, de momento no es un sistema del todo viable y solo se contemplaría en una situación crítica. Aún conocer unos cuantos métodos de desalinización del agua de mar, aún faltan muchos avances en este campo. Primero os mostraremos los métodos comunes que principalmente se basan en la separación de la sal a través de los cambios de estado sólido (hielo)- líquido-gas que permiten separar la sal del agua. Más adelante podréis ver como los nuevos métodos de desalinización del agua de mar son mucho más avanzados, efectivos y prometedores.
 

Métodos comunes

En los métodos utilizados en la actualidad se pueden dividir en dos grandes grupos:
  • Desalación por membranas
  • Desalación por destilación o evaporación.


Tecnologías de membrana
Ósmosis inversa
Este es uno de los sistemas más utilizados en la actualidad. El proceso consiste en separar el agua invirtiendo el proceso de osmosis corriente ejerciendo una presión superior a la presión osmótica. Con este sistema se puede recuperar ⅓ parte del agua que se trata.
 
 
Nanofiltración
Este sistema se encontraría entre el sistema de osmosis inversa y la ultrafiltración. Este proceso de filtración física, solo permite el paso de partículas inferiores a un nanómetro.


Electrodiálisis
En este caso se aplica la electricidad a través de una membrana que permite ejerce de barrera para el transporte de iones y cationes. Este sistema permitiría la aplicación de energías renovables como la energía solar, con lo cual es una solución que se estudia de cara al futuro.


Técnicas de destilación o evaporación

Desalinización térmica
Este proceso se realiza a partir de la evaporación y posterior condensación del agua. Así se consigue separar la sal.

Destilación
Es similar a la desalinización térmica pero se realiza en varias etapas en las cuales la temperatura y la presión van descendiendo. Funcionan por debajo de la presión atmosférica y necesitan una bomba de vacío para extraer el agua potable resultante. 

Congelación

Para este sistema se debe pulverizar agua de mar a baja presión dentro de una cámara refrigerada. Así se forman unos cristales de hielo sobre la sal que después se separan. 

Evaporación relámpago
El agua se introduce en una cámara a baja presión por debajo de la presión de saturación. Muchas de estas gotas se convierten en vapor, que una vez condensadas, obtenemos el agua potable. 
 
Formación de hidratos
Este método no se utiliza  a gran escala. Se consigue a través de la aplicación de hidrocarburos que cristalizan la sal y posteriormente se separan. Es una de los procesos más laborioso y costosos junto con el de congelación.



Métodos novedosos

  • El primero, es un chip desarrollado por la Universidad de Texas. La aplicación es muy sencilla. Simplemente dejar correr el agua por un pequeño canal y se le aplica una corriente eléctrica de 3 vatios de forma continua. Con ello conseguimos neutralizar los iones de cloruro de sodio y así poder convertirlo en agua potable apta para el consumo.
  • El segundo invento que hemos encontrado es el grafeno, que además de ser el elemento de las pantallas del futuro, también se le ha encontrado otro uso. Un estudio de la Universidad de Manchester ha revelado que este material es capaz de filtrar y separar la sal del agua. Esto se debe a la posibilidad de ajustar los poros por los que se filtra a una escala muy reducida. De esta forma se puede filtrar cualquier impureza por pequeña que sea.
  • Filtros de polímero. Este sistema es muy similar al usado por los pañales, Este tipo de filtros absorben el agua y al expulsarla, retiene la mayor parte de esta sal. Aun así, no separa el 100%, todavía necesita mejoras. 
España es actualmente el quinto país a nivel mundial en número de desaladoras con un total de 900. De momento, este proceso es útil únicamente para utilizar esta agua en riegos o limpiezas viarias o de tuberías entre otras, que no es poco. Sin embargo, teniendo en cuenta los estragos que está causando el cambio climático, es importante encontrar una solución de garantías de cara al futuro. Como veis, sigue siendo un sistema que todavía necesita años de investigación para ser rentable y efectivo, pero seguiremos estando al día de las últimas novedades. 
Seguir leyendo
Fuentes de agua natural
Fuentes de agua natural
Abril 06, 2017

Las 5 formas de abastecimiento de agua potable son estas

Cómo sabréis el agua es el único elemento imprescindible para poder mantener el planeta con vida. Recurso esencial para cualquier ser vivo y el motor que alimenta esta cadena. Una de las causas que está generando escasez de agua en el planeta es el cambio climático. Algo que para algunos parece algo sin importancia aunque la naturaleza diga lo contrario. Solo tenéis que visitar cualquier montaña de Catalunya y ver como el cauce de los ríos es mucho menor y los lagos y embalses están siempre muy por debajo de su capacidad. Por ello, el agua se convierte cada vez en un recurso tan valioso. Hoy queremos contaros en este post cuántas fuentes de agua natural hay en el planeta. En otras palabras, ¿de dónde podemos extraer agua apta para el consumo?
 
A pesar de que existen otras medidas de reutilización del agua para el consumo humano, estas son las únicas formas naturales a partir de las cuales se puede extraer agua potable:
 
  • Agua de la lluvia almacenada enaljibes
Los aljibes son un recurso arquitectónico que se viene utilizando desde hace muchos años. Griegos y romanos ya construían estos depósitos para almacenar el agua de la lluvia para su posterior consumo o para los riegos. Anteriormente se hacían de piedra caliza o arenisca o de ladrillo. En la actualidad se fabrican en hormigón y en ocasiones con revestimientos de cerámica o azulejo. Este sistema se recubría internamente con una mezcla de arena, cal, arcilla roja, resina de lentisco y óxido de hierro para evitar que el agua se pudriera. Una vez almacenada se extraía el agua a través de poleas.  

 fuentes de agua potable naturales
 
  • Manantiales naturales
Esta es agua de lluvia almacenada subterráneamente que aflora a la superficie. Puede surgir de la tierra o de entre las rocas. Las aguas termales provienen también de manantiales. En este caso, para que esta salga caliente, debe tener contacto con rocas ígneas subterráneas que calientan el agua. Los manantiales pueden ser efímeros o continuados dependiendo del agua de lluvia o de la nieve que se filtra a través de la tierra. De esta fuente se extraen la mayoría de marcas de agua embotellada para consumo diario. Aunque como sabréis, muchos de estos manantiales son efímeros y han dejado de estar activos por un tiempo, afectando notablemente a la producción.
 
 
  • Aguas subterráneas
Estas son aguas que se mantienen en el interior de la tierra almacenada en acuíferos. Para poder extraerla se perfora la tierra y se extrae a través de pozos o galerías filtrantes. También existen los pozos artesianos que están creados de forma artificial haciendo perforaciones muy profundas  que por la presión emergen al exterior. El volumen de esta agua es mucho mayor que la que circula por ríos y lagos, pero menor al que acumulan los glaciares por ejemplo. Pueden llegar a tener más de 1 millón de kilómetros cuadrados como es el caso del Acuífero Guaraní. Esta fuente es difícil de gestionar debido a las posibilidades de contaminación al filtrarse otro tipo de residuos.
 
 fuentes de agua natural


  • Agua superficial
Una gran parte del agua potable que abastece nuestros hogares se extrae de fuentes superficiales como los ríos, lagos, embalses, canales… En el caso de las aguas superficiales el tratamiento es indispensable ya que arrastran una cantidad mayor de residuos que no han sido filtrados. Esta agua se trata en las plantas potabilizadoras como ya os hemos contado en otras ocasiones. En este caso, la contaminación del agua es fácilmente detectable y también son mucho más fáciles de purificar que un acuífero contaminado.

fuentes de agua natural

  • Agua de mar
El 71% de la superficie es agua. Ahí podemos encontrar con más del 97% del agua que existe en todo el planeta, sin embargo, aún no existen las infraestructuras adecuadas para abastecer de agua potable a la población a través del agua del mar. Más adelante os contaremos cuales son los últimos avances para este fin. Hay quien bebe agua del mar directamente, pero siempre en pequeñas cantidades y hay quien dice que tiene propiedades rehidratantes para el organismo.
 
 
Hasta aquí el post de hoy. Esperemos que os hayamos resuelto algunas dudas. Aunque si lo que querés es hacernos alguna sugerencia o consulta sobre desatasco de tuberías u otro de nuestros servicios, aquí estamos. Nos vemos pronto. 
Seguir leyendo
¿Cuándo se inventó el primer inodoro?
¿Cuándo se inventó el primer inodoro?
Marzo 30, 2017

Bienvenidos una semana más al blog de ECONET. Hoy vamos a hablaros de algo con lo que nuestra empresa está familiarizada. Es a través de los inodoros, como se produce una de una de las principales causas de atasco de tuberías a nivel doméstico. Por eso, hoy queremos hacer un pequeño repaso sobre la historia del inodoro, quién lo inventó, por qué se llama así y alguna curiosidad más. Si te interesa, dale un repaso. 
 
El inodoro
Wáter, baño, retrete, escusado, taza, trono, tigre, caga**ro. Seguramente haya más nombres que se te ocurran antes que éste, y cualquiera de ellos será más común. De todas formas, hoy lo importante es el contenido, el del artículo.
 
El inodoro, es el dispositivo que permite evacuar los excrementos y la orina de los hogares domésticos. La principal función de este aparato sanitario es la de arrastrar gracias a la fuerza del agua y la gravedad estos residuos hacia la red de alcantarillado y la segunda, evitar la salida de malos olores. Esto se produce gracias a un sifón con agua limpia que impide que salgan al exterior los olores de las cloacas y alcantarillas.
 
Breve historia
 
Como imaginareis, hace ya muchos años, la gente hacía sus necesidades allí donde buenamente podía, y normalmente solía ser en el campo. La necesidad de crear este tipo de sistemas fue la urbanización y el crecimiento de las ciudades. Hace ya algo más de 4.000 años que en Creta se empezaban a utilizar en el palacio Real de Cnossos, algo parecido a los actuales inodoros, con su desagüe, cisterna y un tazal. El problema es que no existía un sistema de tuberías que condujera estos residuos a un lugar apartado de la civilización.
 
 
Como ya os contamos en el post “cuando se construyeron las primeras cloacas de la historia”, los primeros baños se crearon en la India, más concretamente en el Valle de Indo. Más tarde Griegos y Romanos, precursores de la higiene en las ciudades, ya utilizaban algo parecido al inodoro, la diferencia es que los excrementos se guardaban como abono. El ir al baño en la época romana era algo tan común y natural que cualquier persona, independientemente de su rango social, lo hacían en comuna. Imaginaos si ocurriese ahora algo parecido. Veríais a vuestro jefe con otros ojos.
 
Aquí tenéis un ejemplo de uno de los baños que se utilizaban en la época:

 
 

El primer inodoro
 
El primer sistema más evolucionado de retrete no surgió hasta 1597 en Inglaterra. John Harrington fue un poeta que desarrolló el primer wáter de válvula y que fue instalado en el Palacio de Isabel I en Richmond. Posiblemente se inspiró en uno de esos momentos de reflexión. 
 
Unos años más tarde, en 1775, John Cummins lanzó la patente del actual wáter de cisterna. Después de ser perfeccionado por Samuel Prosse con la válvula esférica, poco a poco fue arraigando en la sociedad. Unos 100 años más tarde, dicho sistema ya había triunfado en las grandes ciudades de toda Europa.
 
Como dato curioso, deciros que ya existían unas normas de conducta en el siglo XVI para “el cuarto de baño”. El erudito humanista, Erasmo de Rotterdam, advertía en este libro normas como: “es descortés saludar mientras se orina o se defeca” y “es recomendable disimular las ventosidades con tosidos”. Los ingleses y sus protocolos de higiene y educación (y después ponen moqueta en el baño…).
 
Fueron los habitantes de las Islas Oreadas en Escocia los primeros en desviar sus desechos hacia los ríos. De esta forma, podían hacer sus necesidades sin tener que salir al exterior y pasar frío.
 
Bien, posiblemente podríamos contaros muchas más cosas sobre los inodoros, de momento, es una pequeña introducción. Más adelante os contaremos más cosas.

¡Hasta pronto!
Seguir leyendo
¿Cómo funciona una planta depuradora de aguas?
¿Cómo funciona una planta depuradora de aguas?
Marzo 21, 2017

Bienvenidos al blog de ECONET. Hace ya un tiempo que os venimos contando cual es el camino que siguen las aguas residuales domésticas. En resumen, las tuberías de las ciudades se encargan de conducir las aguas residuales de calles, hogares, industrias y comercios para confluirla en un mismo punto y tratarla. El objetivo de este tratamiento es minimizar el impacto medioambiental, mantener la higiene en las calles y reaprovechar el máximo de agua posible. Hoy os contamos cómo funciona una planta depuradora de aguas residuales de una forma sencilla.
 
Inicio del camino
 
El agua pluvial se recoge a través de sumideros e imbornales, que junto con la suciedad de las calles, se filtra a través de estos hacia las tuberías. Por otro lado, a nivel doméstico, encontramos las arquetas. Estos tanques o depósitos son los encargados de almacenar y distribuir el agua residual que viene de todos los desagües y sistemas sanitarios domésticos. Dependiendo del tipo de red de drenaje del cual dispone cada municipio, se transportan estas aguas residuales conjuntamente o por separado. Esto permite darle un tratamiento distinto, ya que las aguas domésticas tienen una mayor carga contaminante.
 
Ya en la planta depuradora

Una estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), trata las aguas residuales con el objetivo de reutilizar y verter la parte sobrante a la naturaleza minimizando el impacto negativo.
 
 
 
 
Tratamientos convencionales

Pretratamiento y tratamiento Primario
En esta primera fase se trata de eliminar aquellos objetos de mayor tamaño, arenas y otros sedimentos. De esta forma se consigue un fluido homogéneo que podrá tratarse de forma biológica.
 
 
Se distinguen distintas fases:
  • Desbaste: Objetos insolubles que se separan a través d rejas. Por ejemplo, plásticos, trapos, compresas…
 
  • Desarenado: Objetos algo más pequeños como arenas, pieles, cascaras.
 
  • Desengrasado: Aceites, grasas y espumas con una densidad distinta al agua.
 
 
Decantación primaria
En esta parte del proceso se deja el agua reposar de forma que la mayor parte de sedimentos se depositan en el fondo y en la superficie. Se favorece a través de tratamientos físico- químicos que actúan como floculantes. Estos ayudan a separar las partículas.  De esta forma se retiran nutrientes como el nitrógeno o el fosforo.
 
Tratamiento biológico
Se hace un tratamiento a través de una serie de microorganismos y bacterias que degradan la materia orgánica. Uno de los más comunes es el tratamiento a través de fangos biológicos. Posteriormente también se tratan para eliminar su carga contaminante o generar energía a través de la combustión.
 
Decantación secundaria
Se separa el fango del agua depurada. Después de esta fase el agua puede verterse al mar o pasar a un tercer tratamiento.
 
Tratamiento terciario
Estos se aplican con la finalidad de higienizar (eliminando microorganismos) y poder reutilizarla. Se utilizan tratamientos distintos en función del uso que vaya a darse a esa agua reutilizada. El objetivo principal en esta fase es el de higienizar el agua, eliminando virus y gérmenes en el agua. Se puede realizar a través de la cloración o la aplicación de rayos UV, entre otros tratamientos químicos.  
 
 
En este vídeo publicado por la Televisión de Euskadi, puedes ver de forma más visual como se produce este tratamiento.

 

 

 

Fuentes

http://www.laenergiadelcambio.com/como-funciona-una-depuradora-de-aguas-residuales

https://es.wikipedia.org/wiki/Estaci%C3%B3n_depuradora_de_aguas_residuales

 

https://twenergy.com/a/funcionamiento-de-una-depuradora-de-aguas-residuales-1299

 

https://www.youtube.com/watch?v=BEjpWrzRvew

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Tratamiento_de_aguas_residuales

http://www.pepperl-fuchs.es/spain/es/2597.htm

 

Seguir leyendo