Noticias

Volver a noticias
Problemas Comunes En Las Tuberías
Julio 21, 2018

Problemas comunes en las tuberías y cómo solucionarlos

Bienvenidos una vez más al blog de Econet Desatascos. Hoy, queremos ofreceros algunos consejos sobre los problemas más comunes en las tuberías y las formas más adecuadas para solucionarlos. Si el problema es leve, seguramente podréis resolverlo vosotros mismos en casa o con productos comerciales. De lo contrario, tendréis que acudir a los expertos.

Empezamos...


Problemas más comunes en las tuberías

Ante todo, vamos a repasar los problemas más comunes que os podréis encontrar con vuestras tuberías. Dependiendo de su gravedad, tendréis diversas opciones para resolverlo y para saberlo, vamos a clasificarlos en leves, medios o latas  


1. Obstrucción en el desagüe

Gravedad: leve


Comúnmente, todos los elementos de agua que tengáis en vuestros baños o cocinas tendrán un desagüe. Se trata de una pieza que recoge el agua y la canaliza a través de las tuberías que además cuenta con un sifón (elemento responsable de evitar los malos olores y de no dejar pasar ningún tipo de masa sólida a las cañerías).

¿Cómo solucionarlo?

Por lo general, cualquier obstrucción en el desagüe se puede resolver con un destornillador, retirando la cubierta y limpiando el área para acabar con cualquier elemento que pueda obstruir el adecuado flujo de agua. En caso de que sea un poco más complicado, también se puede desmontar la pieza completa y aplicar soluciones caseras como agua con bicarbonato sódico y vinagre.


2. Malos olores

Gravedad: leve


Se trata de un problema muy común que suele obedecer a la mala costumbre de eliminar desperdicios a través de los desagües, con mayor frecuencia en los fregaderos con restos de alimentos. Si es vuestro caso, lo mejor es que dejéis de hacerlo si no os queréis encontrar con un mal olor (muy desagradable) emergiendo desde las tuberías.

¿Cómo solucionarlo?

En caso de mal olor, la solución explicada para la obstrucción en el desagüe también es aplicable. No obstante, en este caso el remedio es principalmente preventivo: no dejéis caer desperdicios, restos de alimentos ni de cualquier otro tipo a través de vuestras tuberías. Ese es el mejor método.


3. Bajo flujo de agua

Gravedad: leve/media


Si habéis detectado un bajo flujo de agua a través de vuestras tuberías poned atención. En el mejor de los casos, puede que se trate de una situación que podéis solucionar abriendo un poco más la llave de paso, sin embargo, la causa también podría ser la acumulación de incrustaciones o restos de desperdicios y por tanto, un posible atasco.

¿Cómo solucionarlo?

Si se trata de un problema de presión, lo primero que debéis hacer es verificar las válvulas de casa. Si todo está en orden y no es esa la causa del bajo flujo de agua, entonces tendréis que pensar en la limpieza de las tuberías. Si es ese el motivo, podréis optar por aplicar una solución casera de vinagre y bicarbonato sódico o utilizar algún producto químico comercial. Eso sí, tened en cuenta que dicha opción sólo aplica para los casos en los que el flujo bajo es en el proceso de desagüe, no de suministro.

Si se trata de un problema de suministro, entonces lo ideal será verificar una vez más las llaves de paso a la vivienda o solicitar la ayuda de un especialista.


4. Agua sucia

Gravedad: leve/alta


Otro de los problemas comunes que os podéis encontrar en vuestras tuberías tiene que ver con la aparición de agua sucia o de color marrón al momento de abrir los grifos. Es una situación habitual cuando pasamos algún tiempo sin abrir alguna llave de paso o cuando el óxido interno de las tuberías ya ha llegado a su punto máximo.

¿Cómo solucionarlo?

En el primer caso, si se trata de una situación leve, podréis solventarlo abriendo los grifos unos instantes y dejando fluir el agua durante unos segundos hasta que vuelva a su color habitual. Ahora, si pese a lo anterior el color marrón se mantiene, entonces tendréis que pensar en la sustitución de las tuberías pues muy probablemente ya hayan superado su tiempo de vida útil (una situación habitual en edificaciones de larga data).


5. Obstrucción en las tuberías

Gravedad: leve/alta


Como ya os hemos comentado, la acumulación de residuos de todo tipo en las tuberías puede ocasionar atascos con el tiempo. Ante esa situación, el primer paso será tratar de detectar la causa del atasco y si es en un desagüe u otra zona accesible, intentar arreglarlo con soluciones caseras como líquidos (naturales o industriales) o herramientas domésticas como un desatascador manual.

Si luego de probar con las alternativas que tengáis a vuestra disposición no lográis resolver el problema, entonces será momento de llamar a un especialista en desatascos urgentes. En algunos casos, el experto podrá ofreceros una inspección de tuberías con cámara de televisión para detectar la causa real del problema y una vez identificado, proceder a solucionarlo.   

Dicho lo anterior, para evitar problemas con las tuberías o sorpresas desagradables, os recomendamos seguir todos nuestros consejos y mantener una actitud preventiva que os asegure el buen funcionamiento de vuestros sistemas en casa o en vuestros lugares de trabajo.