Noticias

Volver a noticias
Img 0120
meses:::month_06 02, 2017

Tratamiento de aguas residuales sostenible, una apuesta de futuro

Hace un tiempo, hablamos en nuestro blog sobre el tratamiento de aguas residuales. Éste es un proceso realmente importante y básico para recuperar el agua conservando sus propiedades y respetando el medio ambiente en la medida de lo posible. Una de las finalidades de este proceso es la de reducir el impacto medioambiental, sin embargo, para llevarlo a cabo, se utilizan substancias que son igualmente contaminantes. Hoy os vamos a presentar un novedoso tratamiento de aguas residuales sostenible, por el momento, el más avanzado que se conoce.

 
La planta

La Biorefineria Billund está situada en la localidad Danesa que le da nombre. Billund, también es conocida por encontrarse allí el parque “Legoland”, además de por favorecer la economía circular. Este es un proyecto de Veolia Water Technologies y Krüger (subsidiarias del grupo Veolia), junto con el ayuntamiento de Billund y Billund Vand A/S. Para poner en marcha este proyecto únicamente ha sido necesario un presupuesto inferior a los 11 millones de euros. Esta iniciativa se ha financiado gracias al apoyo del Ministerio de Medio ambiente y la Fundación para el Desarrollo de la Tecnología en el Sector Danés del Agua. El prometedor proyecto ha recibido algunos premios como el Global Water Awards, uno de los más importantes premios europeos de Medio Ambiente. Este es el vídeo presentación de la planta:







¿Cómo funciona la planta?

Esta planta trata aguas residuales y biomasa de forma sinérgica. Tratan tanto residuos orgánicos como aguas residuales Por el momento, unas 4.200 toneladas de residuos al año procedentes de hogares e industrias.
La principal particularidad de la Biorefinería de Bilund es que mediante un proceso de combustión se transforma estos residuos en energías limpias. El tratamiento de estos residuos genera biomasa, que si es tratada, se puede conseguir biogás que se utiliza para alimentar la misma planta. De esta forma se reduce notablemente la emisión de gases contaminantes y abastece de energía a la planta y a parte de la red local, a la cual se venden los excedentes de esta energía. De esta forma, esta planta es capaz de generar hasta 3 veces más energía de la que necesita para funcionar.  
Por otro lado, con los residuos orgánicos también se fabrican otros productos como fertilizante orgánico o plásticos biodegradables. En esta imagen podéis ver esquematizado el proceso: 

 
¿Qué ventajas tiene este tratamiento?
 
  • Solo utiliza el 25% del límite de descarga de nitrógeno, fosforo y materiales en suspensión.
  • Esto ayuda realmente a mantener la biodiversidad marítima, ya que se arrojan muchos menos residuos al mar.
  • Las emisiones de CO2 a la atmósfera son prácticamente nulas.
  • Consume mucha menos energía, además, el coste de implantación y del tratamiento de los residuos suponen un gran ahorro económico.
 
 
Como veis, este es un proyecto de futuro y que debería implementarse alrededor del mundo. Este es el tipo de iniciativas que van a favorecer a corto medio plazo a frenar el cambio climático. Gracias a la tecnología son muchas las empresas que conseguimos mejorar nuestros servicios y así es como debería ser en el futuro. Toda innovación enfocada a crear un mundo mejor para todos, será siempre bienvenida.