Noticias

Volver a noticias
Toilet E1422373853708
meses:::month_06 20, 2017

El WC sin agua estará pronto en nuestras casas

Bienvenidos una semana más a nuestro blog. Sí, has leído bien, el WC sin agua ya es una realidad y no solo eso, este nuevo retrete tiene otras funcionalidades que seguro te van a sorprender. Para seguir en nuestra línea sostenible de los últimos meses, hoy vamos a presentaros uno de los inventos que puede revolucionar el futuro de los inodoros a corto plazo. Si queréis conocer los detalles sobre el WC sin agua, dedicadle 5 minutos a leer este post.

El proyecto
 
Según algunas estimaciones, unos 2.300 millones de personas no tienen acceso a un sistema de saneamiento que garantice unas condiciones de higiene mínimas.


El proyecto, desarrollado por la Universidad Británica de Cranfield, está financiado por la fundación de Bill y Melinda Gates. El invento consigue eliminar los residuos sin utilizar agua y sin necesidad de estar conectado a la red de saneamiento. Como comprenderéis, es algo que a nosotros nos llamó la atención. En Econet Desatascos trabajamos a diario en la limpieza de tuberías en la provincia de Barcelona y el hecho de no estar conectado a una red de alcantarillado, resulta inquietante. Por eso, queremos comprobar si en un futuro este sistema será igual de fiable que el inodoro corriente.
 
La intención del proyecto fue ponerlo en marcha en África a finales de 2016. El proyecto lleva aproximadamente 4 años y sigue aún en pruebas, aunque seguramente veremos pronto sus resultados. ¡Pues estaremos atentos!
 
 
Cómo funciona
 
El Nano Membrane Toilet es un invento ecológico que aprovecha los residuos humanos para generar energía, agua limpia y fertilizante sin necesidad de utilizar agua, energía externa ni estar conectado a una red de saneamiento.
Una vez cierras la tapa, el retrete empieza a funcionar. Los desechos pasan a través de un mecanismo de rotación que evita la salida de malos olores. Los residuos se filtran a través de una nanomembrana que evapora los líquidos convirtiéndolos en vapor. La parte solida queda totalmente libre de líquidos, es entonces cuando se trata cada parte por separado a través de dos novedosos mecanismos.

 
 
La parte líquida evaporada se dirige a una cámara donde gracias a unas minipartículas hidrófilas consiguen reconvertir este vapor en agua apta para riego o limpieza.
 
Por otro lado, los sólidos, se dirigen a esta segunda cámara donde se incineran, generando energía de bajo voltaje. Esta energía se utiliza para hacer funcionar el retrete e incluso puede generar energía para cargar pequeños dispositivos.
 
Las sobras de este proceso acaban convertidas en cenizas, que se pueden utilizar como fertilizantes. Aquí os dejamos un vídeo para que entendáis mejor el funcionamiento.
 

 

 

Conclusión

El principal objetivo de este proyecto es apostar por el ecosaneamiento y la sostenibilidad. Una de las principales ventajas de este sistema es el increíble ahorro de agua que supondría y la posibilidad de llevarlo a zonas sin recursos. Este tipo de sistema podría implementarse en países sin acceso a fuentes de agua corriente, electricidad ni una red de alcantarillado que permita evacuar los residuos. Este fantástico invento ayudaría a reducir la contaminación en estos países, un ahorro de agua y energía considerable, además del reaprovechamiento de los residuos, apostando así por la economía circular.   

El ahorro que supondría este invento en consumo serie imposible de calcular, pero sin duda, sería una revolución.

Este invento evitaría verter una gran cantidad de aguas residuales, de las cuales gran parte, acaban en nuestros océanos, ríos o filtrados a través de la tierra. Seguid atentos a sus avances, ya que posiblemente pronto volvamos a oir hablar del Nano Membrane Toilet.